Trucos para dormir como un tronco por la noche

Cada vez es más difícil conseguir dormir plácidamente toda una noche. El ritmo frenético de la vida, el estrés y las constantes preocupaciones causan que sea más complicado conciliar el sueño. Esto deriva en que des vueltas y más vueltas en la cama, aumentado el estrés y la preocupación por no conseguir dormir.

Siguiendo estos simples consejos será más sencillo que puedas dormir por la noche sin sobresaltos. Esto hará que tu mayor preocupación sea la hora a la que tienes que poner el despertador. Sin embargo, si sigues con problemas entra aquí.

Oscuridad

Muchas personas dejan la persiana ligeramente subida para que la luz del sol les ayude a despertarse. Pero esto puede ser contraproducente. Si la habitación está más oscura, ayuda a la segregación de la melatonina, más conocida como la hormona del sueño.

Remolonea antes de entrar en la cama

Cuando nos entra el sueño o llega la hora de dormir, intentamos meternos en la cama lo más rápido posible. Ese ritmo provoca que el cuerpo se vuelva a activar, y sea más difícil dormir.

Si antes de meterte en la cama te das un tiempo para cansarte, conseguirás meterte en la cama esquivando las preocupaciones de tu mente. Los especialistas recomiendan realizar una actividad que nos agote totalmente si no hemos sido capaces de dormir en media hora.

Los campos electromagnéticos

La televisión, el ordenador o el teléfono móvil provocan alteraciones en la glándula pineal. Los expertos recomiendan evitar las pantallas de estos aparatos porque excitan tu mente.

Relájate con un baño caliente

Más allá de que te relaja y te da placer, un estudio avala este método para dormir mejor. Un grupo de expertos analizó dos grupos de sujetos. Aquellos que se daban un baño caliente antes de dormir, no solo se quedaban dormidos antes, sino que tenían una calidad de sueño mucho mayor.

Temperatura correcta

Siempre se ha recomendado que la habitación donde descansamos esté a 15 grados. Una habitación más fresca te ayuda a dormir, ya que durante el sueño el cuerpo tiene su temperatura más baja.

¿Qué cenamos?

Ni pasarse ni quedarse corto. Las cantidades ingeridas durante la comida deben ser suficientes para no irnos con hambre. Pero tampoco comer mucho, ya que implica una digestión pesada. Es recomendable que la cena sea dos horas antes de entrar en la cama, y evitar las bebidas alcohólicas o que contengan cafeína.

Aromaterapia

Aunque no te lo creas, los aromas pueden ayudarte a tener un sueño más placentero, y caer rendido antes. En 2008 se publicó un estudio que avala las características de la lavanda para dormir mejor. Esta planta ayuda a acabar con los problemas de insomnio.

Escucha música relajante

Existen múltiples listas de reproducción en Spotify o sesiones en Youtube con música relajante. Esta música ha sido creada para conciliar mejor el sueño a través de la vibración y la meditación.

Evita las lecturas estimulantes

Leer en la cama también es otro clásico. Sin embargo, es recomendable evitar aquellas que estimulan el cerebro como las de misterio o policíacas.

Con solo seguir estas pautas dormirás mejor. No lo dejes para mañana y empieza a cuidar tu sueño.

A.Casales