Temperaturas máximas en Andalucía durante los últimos meses

El calentamiento global y la contaminación en las últimas décadas ha ido en aumento, aunque los expertos científicos han dicho que la capa de ozono se ha recuperado mínimamente, es algo que no ha impedido que haya cambios climáticos, por lo que en los últimos años hemos sido testigos de cómo el planeta ha pasado a tener temperaturas records, tanto a la baja como al alza. Ejemplo, es que algunos países o zonas específicas han obtenido temperaturas que alcanzan hasta los 40°C, algo que era tan normal, sin embargo, tenemos los veranos ahora son más calurosos y los inviernos más fríos.

España ha sido uno de los países que han sufrido los grandes cambios climáticos, no digo que el resto del mundo no, pero al menos este territorio ha vivido cambios en las temperaturas durante el verano que no se habían visto antes. La ola de calor de este año estuvo desde el 5 al 16 de Julio, siendo la segunda más larga en toda la historia y llegando a registrar temperaturas de hasta 45,2 °C que fue en la provincia de Córdoba.

Desde junio las provincias de Andalucía, Granada, Córdoba y Jaén han soportado temperaturas extremas tanto máximas como mínimas, aunque la Agencia Estatal de Meteorología ha confirmado que no han roto ningún record histórico. El verano ha sido totalmente cálido, más de lo que debería ser y eso ha ocasionado que las personas busquen estar cómodos a cualquier momento del día, tanto así, que la ropa holgada y que les permita sentirse libres y no fatigados es la moda de esta época en Andalucía. Y el resto de España no se escapa de esta ola de calor.

Andalucía alcanzo hasta temperaturas de 44,2 grados, una cifra que a simple percepción nos indica que la ola de calor fue muy fuerte durante los últimos meses, así mismo las temperaturas en otras zonas de Andalucía llegaba a andar en una media de los 35 grados, lo cual tampoco es nada cómoda. Esto ocasionaba que la mayoría de la población requiriera de condiciones adecuadas para trabajar, labores del hogar y hasta para salir a comprar un paquete de galletas al supermercado. Pero no ha sido todo, durante el mes de Julio se llegó hasta una temperatura de 45 grados, lo cual era prácticamente insoportable, las tardes eran muy calurosas hasta en la sombra y las noches ni se diga.

A todo esto, el verano está por terminar, pero las temperaturas siguen estando altas, no tanto a como empezamos el verano. Ahora toca esperar que nos espera en otoño y luego en inverno, donde seguramente las mínimas y máximas tenderán a bajar y el frío será el problema ahora.

A.Casales