¿Qué son los separadores de vía y para qué se utilizan?

La regulación de la circulación es un asunto importante sobre el que cada vez se tiene más conciencia tanto por parte de los organismos públicos como de los propios ciudadanos. Las vías que usamos a diario son utilizadas por usuarios y vehículos tan diferentes como los coches, los camiones, las motos, las bicicletas, los autobuses y los peatones, cada uno con sus necesidades y prioridades, pero todos necesitados de que se garantice, en la medida de lo posible, su seguridad.

Para conseguirlo, una buena solución son los separadores de vía. Estos son muy habituales en tramos de carreteras que se encuentran en obras, así como para delimitar carriles bici. Además, en varias ciudades, como Valencia, ya los están incorporando también para separar el carril bus del resto de la calzada, evitando así que los coches particulares se cuelen en él, algo que es más habitual de lo que debería.

Los separadores de vía como precaución en las obras

Es muy probable que los separadores de vía que más hayas visto en tu vida sean aquellos móviles, de plástico o PVC, que se instalan en carreteras, autovías y también en las ciudades cuando hay alguna obra. Estos, como el New Jersey, suelen ser de dos colores, rojo y blanco, y se alternan unos con otros para conseguir mayor visibilidad y evitar accidentes y descuidos. Entre sus peculiaridades están que su composición es de polietileno resistente a los rayos ultravioleta, por lo que son los mejores para instalar en todo tipo de lugares. Por otra parte, para conseguir que se mantengan en el suelo estables, llevan un orificio de llenado de agua en su parte superior y otro de vaciado en la inferior. Existen de varios tamaños para adaptarse así al sitio que tengan que delimitar, así como de precios diferentes.

Separadores de carriles fijos

Otro tipo de separadores de vía cada vez más habituales, como hemos visto en el caso de Valencia, son los de carriles fijos. Es decir, en este caso los separadores se anclan al suelo con tornillos de alta resistencia. Están pensados para un uso continuo como puede ser el de delimitar un carril bici o uno de autobuses y taxis. Está demostrado que su instalación protege a los ciclistas, además de conseguir una circulación más fluida y sin interferencias de coches para el transporte público. Estos separadores están fabricados en caucho de alta resistencia y, además, llevan bandas reflectantes para que se vean mejor durante la noche.

Separadores de vía de hormigón

En situaciones de obras más duraderas en el tiempo, o también en ciertas carreteras como autovías y autopistas, es común encontrarse con separadores de vía de hormigón. Estos son algo menos seguros, pues en caso de impacto la amortiguación ante el mismo es inexistente, pero a veces son necesarios. Otra forma de delimitar la mediana entre un sentido y otro en autovías es mediante separadores metálicos, así como con pasillos centrales ajardinados.

Los separadores de vía que ofrecemos en Parking Fácil son una solución eficiente y necesaria en muchas situaciones del tráfico y debemos respetarlos cuando los vemos instalados porque si están ahí es por una buena razón.

A.Casales