Protégete frente a la globalización 2.0

La internacionalización de la economía difícilmente se puede entender sin la mejora de las comunicaciones terrestres, marítimas y aéreas, de ahí que exista una integración económica acelerada desde 1945.

Ahora bien, desde la década de 1990 la mejora de las comunicaciones digitales ha contribuido a que los flujos financieros y comerciales aumenten exponencialmente. La economía depende cada vez más del desarrollo de las nuevas tecnologías, y mercancías que hace poco eran inalcanzables son hoy de fácil comercialización.

En este artículo, te vamos a explicar cómo la gestion de patentes y marcas es una forma de protegerte ante la peor cara de la globalización 2.0, haciendo valer tus derechos ante el creciente protagonismo de los países asiáticos.

La globalización 2.0

Si en sus orígenes la internacionalización del comercio se realizaba con mercancías físicas, hoy la economía es fundamentalmente financiera y virtual. Esto significa, también, que las posibilidades de cibercrimen han aumentado exponencialmente, de manera que conviene que te defiendas porque los casos de fraude se multiplican.

La globalización 2.0 pone hincapié en la compraventa virtual y el protagonismo de nuevos actores económicos. Ahora bien, que se venda un artículo por la red no supone, por ejemplo, que tú dejes de tener derechos sobre tu creación. Es perfectamente posible que tengas una marca registrada, un logotipo o un diseño industrial y que haya personas que, amparándose en el anonimato o en las dificultades de localización, se intenten aprovechar.

Te vamos a dar unas claves de cómo defender tus intereses legalmente. En primer lugar, indicaremos cómo funcionan las marcas comerciales y su ámbito temporal de protección y, posteriormente, haremos lo mismo con las patentes.

Gestión de marcas

Ante problemáticas globales, hay que dar soluciones globales. Tradicionalmente, la mayoría de las empresas optaban por registrar la marca de un producto comercial en el país de origen, puesto que no había grandes expectativas de comercialización en el extranjero.

Ahora bien, has de tener presente que la globalización favorece que puedas comprar y vender aunque estés a miles de kilómetros y, si alguien avispado ve que tu producto tiene salida, puede copiarlo. Si no tienes tu marca registrada en otro país, tendrás difícil defender tus intereses.

Eso sí, si registras una marca comercial, vas a tener un uso perpetuo sobre la misma siempre que la vayas renovando cuando corresponda.

Gestión de patentes

Tan importante como defender los derechos de venta de un producto con marca es que no te roben las ideas resultantes de un prototipo industrial. Si no lo has patentado, tendrás el riesgo de que otra persona utilice tu creación con ánimo de lucro sin que tú puedas hacer nada.

Hay que señalar, no obstante, que los derechos sobre las patentes son limitados en el tiempo y la mayoría caducan a los 20 años.

Conclusión

La gestion de patentes y marcas es una cuestión compleja que, preferiblemente, hay que dejar en manos de profesionales que conozcan la materia. Una empresa especializada te puede asesorar acerca del alcance territorial de lo que puedes registrar, los costes económicos y realizará todos los trámites ante la Administración.

A.Casales