Principales ventajas de trabajar como piloto aviador

Uno de los sueños más bonitos y frecuentes que hay es poder volar. Mirar al cielo e imaginar que formas parte de un avión es reconfortante. Hoy en día, es posible que cumplas ese sueño gracias a que además de que la oferta de empleo de pilotos aviadores es cada vez mayor, dedicarte a esta profesión tiene grandes ventajas.

Si este es también tu sueño, en la escuela de pilotos de avión se ofrecen cursos completos para llegar a ser piloto aviador. Las ventajas de que tengas este trabajo van desde el salario y las condiciones laborales, hasta la mayor satisfacción personal.

¿Cuáles son las ventajas de ser piloto aviador?

1. Su salario

Ser piloto aviador tiene grandes ventajas. Entre las más destacables están su salario y las condiciones laborales que obtienen. Los pilotos aviadores ganan un sueldo digno de los mejores tiempos de la economía del país, que además puede aumentar con los años y con el recorrido realizado.

Un piloto aviador puede llegar a ganar mucho más que un presidente del gobierno y, además, en España se gana alrededor de un 27 % más con respecto al salario en otros países de latinoamérica que realizan los mismos recorridos.

2. Las condiciones laborales

La media de horas que trabaja un piloto es de 13 a la semana. Si bien es cierto que es un trabajo muy cansado y en el que la concentración es fundamental. Por tanto, las horas de descanso son cruciales y necesarias.

Asimismo, suelen tener un servicio de transporte del trabajo a casa y viceversa, al igual que un día libre por cada madrugada para ir a trabajar. También, tienen una reducción de jornada cuando cumplen determinados años operando en una compañía. Esto no supone una reducción en su nómina.

3. La estancia en caso de pasar la noche fuera

En caso de que un piloto aviador tenga que pasar la noche fuera, podrá elegir entre varias opciones de los mejores hoteles de cinco estrellas. Normalmente, quien lo decide es el sindicato, que ofrece a los pilotos aproximadamente tres opciones diferentes.

4. Su formación complementaria

Una vez que eres piloto aviador, lo normal es que la compañía, además de la gran vestimenta, ofrezca a los pilotos cursos de formación constantes para que continúen la mejora de sus habilidades en el aire. La formación es gratuita y supone la adaptación a nuevos y mejorados aviones, además de la actualización de los conocimientos técnicos.

5. La satisfacción personal

No cabe duda de que el hecho de que llegues a un aeropuerto y todo el mundo se sorprenda ante tu presencia es reconfortante. Recordar los años en los que soñabas con ser el protagonista de esas grandes máquinas voladoras y saber que ahora todo el esfuerzo ha merecido la pena.

Ser un piloto aviador es cumplir un verdadero y espectacular sueño que pocos podrán realizar. Si tú eres una de esas personas que miran al cielo e imaginan volar, con nosotros, el cielo está ahí arriba esperando que lo atravieses.

A.Casales