¿Por qué los andaluces se toman las cosas con más calma?

Las provincias de Andalucía son centro de turismo nacional e internacional. Es  decir, los andaluces son grandes anfitriones y son sociables con las visitas. Estas habilidades sociales son especialmente positivas para adoptar una actitud ante la vida más tranquila. Si en algún momento has visitado algún destino de Andalucía habrás comprobado que la alegría es un ingrediente presente en el buen ambiente que se respira en la calle.

Andalucía es un estímulo de belleza constante

Todo ser humano forma parte de un entorno social y cultural. Y aunque cada persona es única, lo cierto es que estas tradiciones de alegría, música y sentido del humor generan una influencia positiva en el ánimo de los andaluces. Las chirigotas del Carnaval de Cádiz son un ejemplo universal. ¿Y qué mejor que el sentido del humor para tomar los problemas con buena actitud? En esta web de relojes digitales te contamos por qué el modo de ser de los andaluces es único.

Los andaluces también son fieles a sus tradiciones y a sus costumbres. Son personas unidas a sus raíces. Los placeres más sencillos son espectaculares en escenarios de tanta belleza como Sevilla, Almería, Córdoba o Málaga. Por tanto, este entorno de belleza también aporta una serenidad de ánimo. Al vivir lejos del foco de las grandes ciudades, el ritmo es más agradable y pausado. Los desplazamientos son más cortos. Esto aporta una calidad de vida que facilita el reto de la conciliación laboral. Por tanto, al convivir en un espacio con menores niveles de estrés, el carácter de la gente es más tranquilo. .

Desde el punto de vista del clima, Andalucía tiene unas condiciones de temperatura que invitan a los planes al aire libre durante buena parte del año. Este entorno de celebración es una terapia de alegría ante la vida. A su vez, estas costumbres también son un límite frente al individualismo que es más presente en otro tipo de ciudades.

Los andaluces son embajadores de la felicidad

Andalucía tiene un entorno de arquitectura, belleza estética, cultura, música y gastronomía que invita a disfrutar de la vida. Y los andaluces, que son quienes pueden disfrutar de esos tesoros, forman parte de un contexto de felicidad que otras muchas personas disfrutan de un modo temporal como turistas. Sin duda, al formar parte de una ubicación geográfica que aporta tantos estímulos de alegría visual, el andaluz tiene un carácter receptivo hacia el optimismo, la esperanza y la celebración.

Canal Sur, la televisión andaluza, ofrece una programación que es un claro ejemplo del carácter jovial de la población. Una sociedad con una identidad marcada y un carisma único. Sin caer en los tópicos de la película “Ocho apellidos vascos“, protagonizada por Dani Rovira y Clara Lago, la realidad es que el carácter andaluz conquista por su naturalidad.

La música es un ingrediente que acompaña a las celebraciones andaluzas. Y este elemento produce un efecto directo sobre el estado de ánimo en forma de emociones y sentimientos agradables. Y todo ello crea una inercia natural hacia el buen humor que ojalá tú mismo disfrutes.

A.Casales