Pasos para crear un díptico épico

Las posibilidades existentes dentro de la publicidad son innumerables, aunque sin duda hay que destacar la eficacia y lo mucho que tienen que ofrecer los dípticos.

El díptico se muestra como un impreso con carácter publicitario que tiene el principal objetivo de facilitar la comunicación de una empresa o negocio con su público objetivo. Tiene forma de folleto y se dobla una vez con la idea de aumentar sus páginas. Si cuenta con un diseño atractivo y adecuado tiene muchas posibilidades de captar nuevos clientes.

Por ello vistas sus ventajas, sus beneficios y todo lo que tiene que ofrecer de cara a la promoción de una empresa o negocio, hemos decidido darte a continuación una serie de pasos para que puedas crear dípticos épicos y que te proporcione los objetivos esperados. Presta atención y toma nota, si tienes un negocio esto te interesa.

Atención al tamaño 

Antes de ponerte con lo relacionado con el diseño o el tipo de papel deberás prestar una especial atención al tamaño de tu díptico, que por lo general dependerá del tipo de negocio y de la idea que pretendas transmitir a tus clientes y a tu público objetivo. Existen diferentes tamaños de dípticos, aunque sin duda lo más importante es escoger entre uno abierto o cerrado.

Una vez tengas claro si lo quieres abierto o cerrado tendrás que escoger el formato para tu díptico. Por lo general para los tamaños abiertos los más utilizados son los formatos A3, A4, A5 o A6, mientras que para los cerrados suelen ser A4, A5, A6 y A7. Aunque si ninguno de estos formatos encaja con tu idea y prefieres apostar por un tamaño personalizado, no tendrás problemas en imprentas online como Marcaprint.

El color y la tipografía 

Ya tenemos el tamaño y el formato para nuestro díptico, ahora toca centrarse en el diseño, y aquí hay que prestar especial atención al color y a la tipografía. Si aciertas con los colores y la letra elegida tendrás muchas más posibilidades de llamar la atención de tus clientes y de tu público objetivo y lo que es más difícil todavía, conseguir una muy buena primera impresión.

Respecto a los colores nosotros te recomendamos que apuestes por una combinación que encaje con los colores corporativos de tu empresa. También deberás tener en cuenta el tipo de actividad que lleves a cabo y el tipo de público al que irá enfocado.

Con la tipografía ocurre algo bastante similar, y es que variará en función de tu negocio y de la idea que tienes pensada. Si eres un restaurante de comida rápida puedes apostar por una tipografía algo más desenfadada y juvenil, mientras que si en cambio pretendes publicitar tu bufete de abogados sería más recomendable una más seria y clásica.

El papel 

Ya solo nos queda elegir el papel para nuestros dípticos, cuya elección variará entre papeles estucados acabados en mate o brillo, papeles reciclados o papeles de impresión offset. Cada uno ofrecerá una imagen diferente, evidentemente.

Siguiendo con el ejemplo anterior, si eres dueño de un restaurante de comida rápida te recomendamos que apostases por el papel brillo, ya que te permitirá conseguir una imagen más llamativa y que capte la atención de los clientes. En cambio si llevas un bufete de abogados, quizás el acabado mate sería mejor para ti, ya que te ofrecerá una imagen más elegante y profesional.

A.Casales