Los mejores tipos de lentillas

líquidos-1

El mundo de las lentes de contacto es realmente amplio y puedes encontrar mucha variedad de productos. Aquí te vamos a hablar de los diferentes tipos de lentillas que existen actualmente, que no son pocas.

En primer lugar podemos diferenciar entre las lentes de contacto duras y blandas Las primeras se diferencian de las blandas, además de en la rigidez que presenta su superficie, en que no tienen agua, lo cual no significa que no sean cómodas. Este tipo de lentes de contacto son menos utilizadas que las blandas: son más antiguas y su uso no está tan generalizado, sino que se centra en sectores de clientes con necesidades concretas y preferencias concretas. Pero esto no significa que no tengan cosas buenas: tienen una duración mayor que las lentillas blandas, pues pueden aguantar entre los seis meses y el año. Sin embargo, hay que cuidarlas y el mantenimiento que precisan para estar en buenas condiciones es mayor.

Por otra parte, las lentes de contacto blandas son las que más suelen utilizar a día de hoy los usuarios de lentillas. ¿Por qué? Muy sencillo: su comodidad. Se trata de unas lentes de contacto que además de mantener el ojo humedecido durante todo el día, permiten su uso durante muchas horas seguidas ya que resultan verdaderamente cómodas para el usuario. Además, no precisan de un mantenimiento tan disciplinado o riguroso como las lentes duras. Si optas por este tipo de lentillas puedes ir combinándolas con tus gafas y usarlas cuando y donde te apetezca.

Además, puedes elegir la duración que quieres para tus nuevas lentes de contacto, pues dentro de las blandas podemos encontrar de uso diario, quincenal o incluso mensual. Las de uso diario resultan verdaderamente cómodas por el hecho de que no precisan mantenimiento de ningún tipo: de desechan al final de cada jornada y al principio de cada día el usuario estrena unas nuevas. De esta forma, el producto tampoco pierde calidad.

Sin embargo, las de uso quincenal y mensual tienen un precio más económico en relación con la cantidad de lentillas que viene en cada pack. El mantenimiento de las lentillas quincenales o semanales es menos estricto. Pero por otra parte, las mensuales son las más económicas del mercado y son las más populares entre los usuarios.

Por último, dentro de las lentillas blandas podemos encontrar, con respecto a la duración, un último tipo: las de uso prolongado. Se trata de lentes de contacto elaboradas a partir de un material especial: la silicona. Así dejan traspasar una mayor cantidad de oxígeno a la córnea y permiten mantener el ojo hidratado en todo momento. Son realmente cómodas y resultan muy prácticas en el día a día.

Para terminar, además de lentillas blandas y rígidas podemos encontrar otro tipo más enfocadas al aspecto estético pero que también admiten graduación: las lentillas de colores, fantasía, dibujos, etc. Se están volviendo cada vez más populares, sobre todo entre los jóvenes. Y los colores favoritos por los usuarios son verde, azul, gris y miel.

A.Casales