Las empresas de marketing aumentan gracias al turismo

El sector del turismo no para de crecer en todo el mundo y, especialmente, en ciertos países europeos como España. Cada año millones de personas se trasladan de un lugar a otro, recorren continentes, atraviesan océanos en búsqueda de nuevas emociones, de conocer gente, de experimentar sensaciones desconocidas.

Todo esto, unido al incremento y la expansión de Internet de manera global incrementa un sector fundamental ya para la economía como es el marketing turístico. Tan importante como ofrecer buenos servicios y dar todo tipo de ofertas es conseguir que estas lleguen a la gente, que logren resaltar entre la competencia y que, además, se obtenga una mayor reputación que el resto. Y, para lograr todo esto, el marketing online es clave.

El auge del turismo y del marketing

Hablar de turismo, por tanto, es hablar de marketing. En esta página puede encontrar todo tipo de información relacionada con ambos, pero conviene también dejar claros algunos conceptos y peculiaridades.

Este tipo de marketing se adapta y cambia tan rápidamente como lo hace el propio sector del turismo. En apenas una década, o un par de ellas, este sector económico ha pasado de ser algo totalmente offline, mediado a través de agencias físicas, a ser uno de los sectores con más presencia, búsquedas y contrataciones a través de Internet. Y esto es así debido a sus peculiaridades.

Por ejemplo, a la gente le gusta informarse bien de un destino antes de viajar a él, quiere conocer con detalle dónde se va a hospedar, qué opciones de ocio tiene, así como las posibles alternativas en otras ciudades, países o continentes.

Todo este caudal de información y de elecciones está ahora a su alcance a través de un click. Puede comparar, entrar a páginas de turismo, ver las habitaciones de hotel, comentar en foros con otra gente, ver fotos en las redes sociales y mucho más.

Millones de oportunidades de negocio

Todas estas búsquedas son, literalmente, oportunidades de negocio para las empresas que estén atentas, que sepan cómo posicionarse y anunciarse en Internet y que lleven a cabo un marketing turístico fresco, agradable y también sutil. Actualmente, vender es también convencer, pero es agradar, es seducir y hasta divertir.

Además, las redes sociales, las estrategias de remarketing, los cookies de búsquedas y de navegación y hasta los datos de geolocalización nos permiten concentrar nuestros mensajes, nuestras campañas en determinados tipos de clientes.

Adaptarse a los entornos móviles

Otro aspecto fundamental para el marketing turístico, y que no puede dejar de lado, es que los usuarios cada vez entran más a Internet a través de sus dispositivos móviles. Más aún si están de vacaciones. Aquí es fundamental que nuestra página, nuestros mensajes y nuestro marketing turístico se adapte a este tipo de consumo y sepa estar ahí, bien presente, cuando el usuario en cuestión necesite cualquier producto o servicio antes o durante sus ansiadas vacaciones.

En definitiva, el marketing turístico es renovación y cercanía. Es adaptarse a los nuevos tiempos y llegar a los posibles clientes de una forma fresca, poco invasiva y que aporte valor añadido.

A.Casales