Diseños originales para la decoración de eventos y fiestas

Con la entrada del 2017, comienza un nuevo año en el cual organizaremos muchas fiestas, puesto que en doce meses tendremos mucho que celebrar. A lo largo del año suelen aparecer en el calendario fechas concretas y especiales que nos gustará compartir con nuestros seres queridos, pareja, amigos…

Casi todo está inventado, como se suele decir, y es difícil innovar en cuanto a la decoración de nuestros eventos y fiestas pero, siempre podremos darle nuestro toque, con personalidad, elegancia y mucho estilo. Para ello, debemos tener claro qué tipo de fiesta estamos organizando para poder adecuar la decoración y, por supuesto, qué invitados asistirán.

Las fiestas más comunes son las de cumpleaños, compromiso, aniversarios o buenas noticias (ascenso, llegada de un bebé…) Además, no podemos olvidar las grandes celebraciones: bodas, bautizos y comuniones.

Dependiendo del ambiente y estilo de la fiesta que tengamos entre manos, elegiremos una manera u otra de decorarla. Aquí ofrecemos algunos ejemplos.

Tipos de decoración:

Minimalista: en este tipo de decoración obviaremos los grandes detalles, no recargaremos en absoluto el espacio y dejaremos solo lo necesario para no escatimar en comodidad. Los colores planos y la buena iluminación son la clave de este estilo.

Vintage: esta decoración es todo color y reciclaje, nos encanta utilizar cosas pasadas de moda para darle un toque único y especial. Mezclaremos toques de los estilos comprendidos entre los años 60 a la actualidad.

Shabby Chic: es un estilo envuelto en colores claros, evoca el mayor de los romanticismos. Muy propio para las celebraciones del amor, puesto que los colores pasteles son los grandes protagonistas. Suelen recrear un ambiente muy acogedor.

Kitsch: este estilo tiene su punto esencial en los colores vivos como el rosa chicle, el amarillo, el azul o el rojo. Mezcla todo tipo de objetos, desde muñecos a fotografías, pasando por flores y adornos coloridos. Es una decoración recargada con un estilo fresco y divertido.

Bohemio: este estilo es ideal para los amantes de las letras soñadoras, de la paz y del amor. Contiene elementos como tejidos de todo tipo en la decoración, flores de colores vivos y música suave. ¡Muy hippie!

Temática: en este tipo de fiestas puedes jugar con todo lo que desees, meter elementos diferentes y crear conforme tu mente lo piense. Normalmente, se hacen ambientaciones conocidas por todos, como puede ser una saga cinematográfica, un universo literario o simplemente una época de la historia.

¿Qué no puede faltar en una gran fiesta o evento?

Independientemente del estilo que elijas, es importante tener claro qué cosas no pueden faltar en tu fiesta. Dentro de estos “indispensables” podemos añadir las invitaciones, los carteles, las entradas, el photocall… Este tipo de cosas son muy fáciles de conseguir gracias a empresas como la imprenta Flyeralarm, que pone a tu disposición cualquier cosa que desees, como la personalización de copas o la creación de carteles.

Por último, hay que recordar que la fiesta que se organiza debe ir siempre a gusto de quien la hace y del tipo de fiesta que se organiza; la comida también es esencial, sobre todo para recordar la fiesta de una manera feliz.

A.Casales