Cuida tu vista y cuidarás tu vida

La vista es uno de los cinco sentidos que tenemos los humanos y, al igual que el resto de los sentidos, es de vital importancia, ya que gracias a ellos somos capaces de relacionarnos con todo lo que nos rodea. Debido a esto, debemos cuidarla para conseguir así una mayor calidad de vida.

Llevemos o no gafas o lentes de contacto, debemos seguir una serie de consejos para mantener la vista en perfectas condiciones y retrasar de esta forma lo máximo posible su pérdida.

Consejos para cuidar la vista

Los hábitos alimentarios son muy importantes a la hora de cuidar la salud visual. Es primordial la ingesta de alimentos ricos en vitaminas A, C y E, y en antioxidantes. La vitamina A previene la aparición de trastornos visuales y mejora la visión nocturna. La vitamina C protege a los ojos frente a las radiaciones ultravioletas, mientras que la vitamina E tiene un papel antioxidante muy significativo, previniendo incluso la degeneración macular asociada a la edad (DMAE). Entre los alimentos ricos en estas vitaminas se encuentran: kiwis, zanahorias, naranjas, tomates, pimientos rojos y pescados como el atún

Las radicaciones son uno de los factores externos que afectan en gran medida a la visión. Debido a esto se aconseja el uso de gafas de sol con cristales homologados, ya que de lo contrario podría llegar incluso a ser peor llevar gafas que no llevar nada.

Otro punto a tener en cuenta es la higiene ocular. Debe evitarse tocar o frotar los ojos con las manos, ya que estas están sucias y podríamos sufrir una infección. Además, al frotarnos podemos provocarnos pequeñas lesiones que podrían desembocar en algún tipo de complicación a largo plazo. En el mercado existen toallitas específicas para la limpieza de los ojos.

El sueño es un factor reparador de todo el cuerpo, pero también de la vista. Durante el mismo, se produce una regeneración de las células epiteliales, por lo tanto, si no se duerme lo suficiente, dichas células no se regenerarán adecuadamente.

Los ordenadores, tablets, televisión y demás resecan mucho los ojos y producen cansancio en la vista. Para evitarlo, se aconseja reducir el brillo de las pantallas al mínimo, poner la pantalla frontalmente a los ojos y descansar cada 20 minutos unos 20 segundos.

Y, por último, no pueden faltar las visitas ordinarias (al menos una vez al año) a su clínica oftalmológica de confianza. Ellos son los profesionales de la vista y le aconsejarán en todo lo relacionado con la misma. Además, esto cobra mayor importancia si se tiene más de 40 años o si hay antecedentes de enfermedades relacionadas con la visión.

Patologías que implican pérdida de visión

Hay distintas patologías que conllevan de forma secundaria a la pérdida parcial o total de visión. Entre estas patologías se encuentran: diabetes, glaucoma, degeneración macular asociada a la edad, esclerosis múltiples…

Las personas que sufren algunas de estas patologías deben llevar un control mucho más estricto que el resto de personas y deben hacerse revisiones de visión cada seis meses.

A.Casales