Cocinar de forma más sencilla con los robots de cocina

Uno de los aspectos que más se ha visto afectado en estos tiempos de prisas, horarios imposibles y pocas ganas de complicaciones al llegar a casa, ha sido la cocina. Se echa de menos poder dedicar el tiempo necesario para preparar un buen arroz con chocos al estilo de Huelva, o una carne al toro como en Cádiz. Por suerte, la popularización de los robots de cocina programables ha supuesto una ayuda para los que aún desean comer bien en sus casas. Estos electrodomésticos de cocina permiten ahorrar tiempo, obteniendo unos resultados inmejorables.

¿Cuáles son las funciones de un robot de cocina?

La primera, y principal, función de un robot de cocina es, evidentemente, preparar la comida de manera rápida y sabrosa. Pretende facilitarnos la vida, permitiendo ahorrar tiempo y esfuerzo en esa tarea diaria. Pero los aparatos más modernos van un paso más allá, añadiendo múltiples funciones diferentes para que aprovechemos mejor nuestra compra. Ya lo dice la organización de consumidores aquí.

Cocinar

Es la primera de las funciones de estos pequeños electrodomésticos. Normalmente vamos a contar con un libro de recetas para empezar a utilizarlo, aunque después vayamos personalizando cada plato.

La automatización del proceso lo hace muy sencillo, ya que suelen contar con un peso para controlar las cantidades y con un temporizador para programar el tiempo necesario. Además, se puede elegir entre varias velocidades y potencias.  Algunos modelos incluyen modos pre-programados que simplifican, aún más, la tarea.

Triturar, rayar y batir

Otra de las funciones más habituales en estas máquinas en el triturado o el rayado de los alimentos. Solo hay que introducir el ingrediente que deseemos procesar, ya sea queso, frutos secos o hielo, elegir la potencia y ponerlo en marcha. Por supuesto, lo podemos usar para hacer un estupendo gazpacho o una crema de verdura si así lo queremos.

Cocinar al vapor

Uno de los accesorios que suelen incluir los robots de cocina es la vaporera. Con ella se pueden preparar los ingredientes cocinándolos con vapor, ideal para los amantes de la comida sana.

Exprimir

Aunque depende de si nuestro aparato incluye el dispositivo adecuado, la posibilidad de convertir el robot en un exprimidor es muy atractiva para los que gusten de un zumo recién hecho por la mañana.

Amasar

No todos los modelos incorporan esta función, pero los que si lo hacen abren un mundo de posibilidades en la cocina. Con un accesorio preparado para ello, se puede preparar masa para pan casero, para pizza o para cualquier otra receta similar.

A.Casales